En Femme…nino

Porque la "F" no solo es género


Deja un comentario

“Treinta cosas que toda mujer debe tener y saber antes de los 30″

Por Lili Silva Campos

Quiero iniciar esta nueva sección y este nuevo año compartiéndoles un poco de algunos libros que además de ser entretenidos  poseen puntos de vista interesantes para toda mujer, quien no ha soñado con ese príncipe azul y en el camino ha besado uno que otro sapo y se ha comido más de una manzana ….. cuantas de nosotras hemos deseado tener un manual práctico con 1000 y un consejos que nos ayuden a sacar la Mujerzota que llevamos dentro o como por arte de magia tener una lista de todo lo que debemos saber y tener a determinada edad.  Esta sección es por y para ti….

                     

 

 “Treinta cosas que toda mujer debe tener y saber antes de los 30. “

  (Por las editoras de Glamour y Pamela Redmond Satran)

Como bien dice el título, es una pequeña lista de las cosas que debe tener y saber cada mujer en su vida, sin importar la edad en la que estemos, pues recuerden que mientras hay vida, hay sueños, ilusiones, metas y sorpresas y lo más importante es prepararte para vivirla plenamente.

Originalmente la lista fue creada por una colaboradora de la revista, fue compartida en internet y se volvió algo viral llegando a una gran cantidad de mujeres en todo el mundo. Lo más rico de este libro es que mujeres de diferentes edades toman algunos puntos de esta lista y comparten sus experiencias, y sobre todo el hecho de que nos podemos identificar con alguna de ellas.

Es importante mencionar que no son una serie de reglas a seguir, puede ser que algunos puntos ya los hayas realizado y otros aun estés por hacer, el objetivo es tener las herramientas para ser una adulta plena, feliz y segura de ti misma.

Y bueno, después de este preámbulo , la esperada lista…..

  • Antes de los 30, debes tener…

1.- Un antiguo novio con el que te imaginas que podrías regresar y uno que te recuerde lo mucho que has evolucionado

2.-Un mueble decente que no haya pertenecido a alguien de tu familia.

3.-Algo perfecto que podrías ponerte si quien te puede dar el trabajo de tus sueños o el hombre de tu vida pide verte en una hora.

4.-Una bolsa, una maleta y un paraguas que no te avergüence utilizar.

5.-Una juventud que te alegre dejar atrás.

6.-Un pasado tan emocionante que te ilusione platicar con él en la vejez.

7.-La certeza de que tendrás una etapa de vejez, así como algo de dinero ahorrado para financiarla.

8.- Una dirección de correo electrónico, un buzón de voz y una cuenta de banco, a la que nadie más tenga acceso.

9.- Un currículo que no exagere tus logros.

10.-Una amiga que siempre te haga reír y una que te permita llorar

11.-Un juego de desarmadores, un taladro sin cordón y un brassier de encaje negro.

12.-Algo ridículamente caro que te compraste solo porque te lo mereces.

13.- La convicción de que te lo mereces.

14.- Un régimen para el cuidado de la piel una rutina de ejercicios y un plan para enfrentar algunos aspectos de la vida que no mejoraran después de los 30.

15.- El inicio solido de una carrera satisfactoria, de una relación romántica plena y de aquellos aspectos de la vida que si mejorarán.

  •  Antes de los 30, debes saber…

1.- Como enamorarte sin perderte a ti misma.

2.- Como te sientes respecto a la idea de tener hijos,

3.-Como renunciar a un empleo, cortar con un hombre y confrontar a una amiga sin arruinar la amistad.

4.- Cuando poner más de tu parte y cuando dejar ir.

5.- Como besar de una manera que comunique lo que quieres y no quieres que pase después.

6.-El nombre del secretario de Gobernación, de tus bisabuelas y del mejor sastre de la ciudad.

7.- Como vivir sola, incluso si no quieres hacerlo.

8.- A dónde ir- ya sea a la mesa de tu mejor amiga o a una colchoneta para practicar yoga- cuando tu alma necesite alivio.

9.- Que no puedes cambiar el largo de tus piernas, el ancho de tus caderas o la manera de ser de tus padres.

10.- Que tu infancia pudo no ser perfecta, pero que ya acabó.

11.- Que harías y que no por dinero o por amor.

12.- Que nadie se salva por mucho tiempo si fuma, bebe, usa drogas o no utiliza hilo dental.

13.- En quien puedes confiar, en quien no y porque no debes tomártelo como algo personal.

14.- Que no necesitas disculparte por algo que no es tu responsabilidad.

15.- Porque la vida comienza a los 30.

Disfruta como yo leyendo y reflexionando sobre lo que has logrado de la lista, recordando como llegaste hasta ahí y sigue caminando por este maravilloso sendero que es la vida.

 

Anuncios


Deja un comentario

Consejos de mi YO de 30 a mi YO de 20

Por MaJo Sandoval

El fin de semana pasado leí un artículo que me llegó al corazón, tal vez al alma. Me hizo recordar esas charlas con mis amigos cuando estábamos por llegar a los 30.

¡Qué miedo! ¡Qué depresión! ¡Qué horror! ¡Ahora sí ya estamos viejos!, decíamos.

En realidad sí nos sentíamos así, pensamos que la mejor parte de la vida había terminado, o quizás estábamos nerviosos porque no habíamos cumplido los planes que nos habíamos hecho a los 20: ser CEO de una gran compañía, y tener la propia, tener casas en Praga, Paris, Roma e Ibiza, casarnos con el perfecto marido, tener 4 perfectos hijos, conocer TODO el mundo, tener el mejor coche y ser un adulto pleno, orgullo de nuestros padres, y la envidia de todos 😛

Pasó el tiempo, y cumplimos 30. Y nos consolamos con la frase “los 30 son los nuevos 20”. Así que aquí estamos: seguimos iguales, o más viejos, o más gordos, o más flacos, o más maduros, o más tontos, pero seguimos aquí.

Pero una cosa sí es verdad, la mayoría de nosotros ya no nos tomamos la vida tan a la ligera como antes. Reflexionamos mucho de lo que queremos, y más de lo que NO queremos. Vemos con otra perspectiva nuestros días, y ¡claro! de vez en cuando volteamos y recordamos nuestros 20’s y quisiéramos decirnos tantas cosas. Esas cosas que ahora que somos padres también queremos decirle a nuestros hijos.

No porque nos arrepintamos. O por lo menos no es mi caso. Siempre he aplicado la filosofía de NUNCA arrepentirme por NO haber hecho algo. Pero como les digo, no son reproches, es simplemente que ahora las cosas se ven diferente ( y no es cliché, es la verdad).

Ahora recuerdo lo que los adultos de esa época nos decían: “cuando crezcas lo entenderás”, y sí, de hecho, ahora lo entiendo. Y me encanta tener la oportunidad de hacerlo. Porque veo atrás y no siento más que agradecimiento de haber llegado a mis 30’s, tal vez no siendo la directora de comunicación de L’oreal, la periodista con un Pulitzer, la egiptóloga que descubrió el hilo negro, ni la primer bailarina de Amalia Hernández,  pero sí como la que conoció el amor verdadero en esos 20’s, que se volvió adicta a viajar y al mundo, a la danza, a su familia, a la vida…

Si me lees y tienes 20. Déjame decirte que sí, estos consejos van para ti. La vida solamente hay que VIVIRLA. Pero con pasión, aventura, amor… con intensidad… Vive y deja vivir. Pero vive, no solo desperdicies tu tiempo. Los 20s son una etapa de preparación, NO LO OLVIDES. Y que te quede claro… EL MUNDO NO SE ACABA LA MADRUGADA EN QUE PASAS DE LOS 29 A LOS 30.

Y si me lees y tienes 30. Déjame decirte que esto apenas comienza. Recuerda que los “30 son los nuevos 20, pero con dinero” (jejejeje) . Ya en serio, solo me queda decirme a mi misma: GRACIAS MAJO DE 20, porque lo bueno y lo malo que vivimos, me hizo ser quien soy ahora, Y ESO, aunque suene a comercial, NO LO CAMBIO POR NADA.

¿Y a ti, qué te gustaría decirle a tu yo de 20?

Disfruta esta carta y ojalá te haga reflexionar como lo hizo conmigo. De ella extraigo una frase:

Planea en décadas. Piensa en años. Trabaja en meses. Vive en días.

ATTE

La MaJo de 30

vive


Aldo Dáger Pattini, un especialista en Marketing, Branding y Networking de 30 años, decidió escribirse una carta a su otro “yo”, el que era cuando tenía 21 años.

“EL CONSEJO DE MI “YO” DE 31 AÑOS A MI “YO” DE 21”

Me tomé un tiempo para escribirme (a mí mismo y mi persona) un consejo.

1) Viaja

Tienes muy poca responsabilidad, anda y viaja. Cuando llegues a los 30, vas a querer viajar de forma ligeramente diferente, gastar un poco más, hacer las cosas un poco más caras, comer en mejores restaurantes. Así que trabajar durante un año y ahorrar el dinero suficiente para experimentar el mundo barato no te va a matar a esa edad.

¿Cómo sabes qué vas a hacer si no sabes qué hay allá afuera por hacer?

  • No viajes a lugares obvios.
  • Viaja a lugares difíciles.
  • Viaja para aprender.
  • Viaja para descubrir.
  • Viaja a lugares que te pondrán a pensar qué (y quién) quieres ser.

2) Construye

No pases mucho tiempo trabajando para hacer realidad la visión de otras personas o en muchas reuniones. Usa tu tiempo en pensar cómo es tu propia visión del mundo (recuerda el punto 1) y a dónde quieres llevar tu vida.

Las reuniones son donde las ideas van a morir. Bien dice mi papá, cuando las dos partes están interesadas, un negocio se cierra en 5 minutos.

Si te encuentras trabajando para una empresa y quisieras renunciar porque no eres feliz: renuncia. Ándate. Si aún no estás trabajando para alguien, entonces anda al punto 5.

3) Lee

Lee todos los días. Lee todo lo que puedas. No solo leas las cosas que ya sabes. Lee sobre gente. Lee a la gente.

4) Deja de ver televisión

En este momento. Para. No te está ayudando en ser mejor.

5) Trabajo

No aceptes el trabajo para esa compañía. En serio, no lo hagas (mira el punto 2).

6) Confianza

Aunque mate tus amistades. Aunque mate tus ideas. Así pierdas tus amigos. Así signifique que vas a salir herido.

Confía en la gente hasta que te den una razón para no hacerlo más. Pero siempre debes dar otra oportunidad.

Recuerda, no seas ingenuo. Hay gente allá afuera que quiere hacerte daño.

7) Gente

La gente es lo mejor y peor que te puede pasar. Algunos te ayudarán a llegar lejos y rápido. Otros te van a halar para bajar a su nivel y ayudarte a perder. La mayoría son nivel promedio. Algunos son normales. Pocos son excelentes.

Unas cuantas personas van a cambiar tu vida para siempre. Encuéntralas.

No necesitas muchos amigos o gente a tu alrededor. Lo que necesitas es gente asombrosa que hagan por tí lo que harías por ellos.

Es muy simple, muchos amigos promedio van a hacer que te sientas solo cuando necesitas sentir que estás rodeado por gente a quien le importas.

8) Valora el tiempo

No pierdas el tiempo en gente que no confías. No pierdas el tiempo dando amor o amistad a alguien que te va a engañar (o vas a engañar). No pierdas el tiempo con amigos que no te tratan como tú los tratas (regresa al punto 7).

No llegues tarde.

Valora el tiempo de otras personas. Eso significa que si llegas tarde, no te importan un carajo los demás, o su tiempo y en el fondo piensas que tú eres más que ellos y por eso pueden esperar.

Hay personas que te dirán que está bien llegar tarde, que es la hora de Ecuador. No está bien. Otros te dirán que es su forma de ser el hacerse esperar. Necesitas re-evaluar la amistad de estos últimos (de nuevo, regresa al punto 7).

9) Falla

Y falla bastante. Falla seguido. Falla en el amor. Falla en el sexo. Falla en socializar. Falla en hacer amigos. Falla en el trabajo. Falla en los negocios. Falla con la familia. Falla con tus amigos.

Falla. Pero falla rápido y aprende una lección.

Si no aprendes algo cada vez que fallas entonces todo lo que has hecho ha fallado. Si aprendes algo, entonces has crecido. Cada vez que crezcas, y aprendas, y falles, vas a ser mejor en saber cómo tener éxito.

10) Éxito

No hay ningún punto en el cual vayas a tener éxito. No en tus 20s. Nunca.

Ahora, supera lo mencionado y empieza a construir cosas (mira el punto 2 y combínalo con el 9).

11) Paciencia

Debes ser paciente. Las cosas que valen la pena hacer no se merecen que las hagas rápido. Nada que valga la pena construir se merece ser construido al apuro. Nada de valor es formado en minutos.

Planea en décadas. Piensa en años. Trabaja en meses. Vive en días.

12) Enamórate

Esa persona que escojas (o te escoja) cuídala, valórala. El amor nos hace felices. Tómate tu tiempo y elije lo mejor. Encuentra a alguien que te acompañe en el camino de ser mejor personas, que te respete, que no te chantajee, que te permita ser. Alguien que le guste viajar, construir y leer. Que le guste trabajar en lo que ama, que tenga confianza y haya escogido bien a los que la rodean. Que valore el tiempo de los demás, que haya fallado, que busque el éxito con paciencia. Pero sobre todo, que quiera también enamorarse.